Arkham, Massachusetts

Las Máscaras de Nyarlathotep – Primer episodio: Nueva York

El estreno anoche de Las Máscaras de Nyarlathotep sólo puede considerarse como un éxito. La aventura comenzó muy fuerte con el cruel asesinato de Jackson Elias y una avalancha abrumadora de datos y pistas que los jugadores manejasteis muy bien. Cabe destacar que en poco más de cuatro horas se ha completado el 90% del capítulo neoyorquino, lo que es una media excelente.

Las decisiones tomadas fueron en su gran mayoría muy coherentes y, pese a que hubo algunos momentos en los que el grupo divagó en cuestiones menores, lo cierto es que la sesión fue muy fructífera. Es normal que la falta de ritmo de la que adolece el grupo tras años sin jugar de lugar a momentos ‘de vacío’, sin embargo, estos instantes fueron menos que en el Prólogo y a medida que se afine y se haga ‘rodaje’ irán desapareciendo.

Reitero que el haber acabado prácticamente el primer capítulo en el tiempo que ha ocupado la primera sesión demuestra una excelente eficacia. La precaución ha sido la marca de la casa y aún así el señor Harold McNeil resultó herido de gravedad. Esto da una idea de a quiénes os enfrentáis y de la dificultad de la campaña. También la coherencia, como dije anteriormente, destacó en la actuación de los PJ. Destacable es el hecho de que ‘dejarais’ escapar a los negros que mataron a Jackson Elias, es lo que cualquier persona normal y corriente (y desarmada) haría. Las reacciones en la habitación 410 del hotel Chelsea fueron muy convincentes y realistas como el nerviosismo de la señorita Sneaker que no acertó a sacar su pistola o el grito (inútil, pero dramáticamente muy efectista para la historia) que el señor Bailey profirió desde la ventana a los asesinos de Elias: “¡Deténganse!”

Hubo momentos para el recuerdo. Aparte del inesperado comienzo y el ataque a McNeil que casi le cuesta la vida, el miedo con el que encarásteis la visita a Importaciones Emerson era lógico y justificado. La paranoia provocada por tan impactantes acontecimientos comienza a hacer efecto en los personajes. La recopilación de información está siendo muy buena hasta ahora. La entrevista con Jonas Kensington marcó el clímax de la sesión y llegó en el momento apropiado. Tendríais que haber visto vuestras caras cuando Kensington anunció que Elias estaba seguro de que no todos los miembros europeos de la expedición habían perecido en Kenia. La tensión que se vivió en ciertas fases de la sesión de anoche fue muy realista y concordaba con la importancia y la trascendencia de los sucesos vividos y la perspectiva de estar tirando del hilo de una madeja muy gorda.

La sensación de agobio y lo abrumados que os dejó el tener tanta información de sopetón es más que lógica. La campaña empieza muy fuerte. Ahora queda desgranar bien esas pistas, digerirlas y convertirlas en ventajas para la investigación. Poco a poco todo comenzará a cobrar sentido… ¿o no?

Aún quedan algunas cosas por hacer en Nueva York y todas las habéis planteado. Falta rematar la faena.

Cuando pueda (ahora estoy en el curro) iré subiendo las pistas tanto al foro como aquí.

Comenzaron Las Máscaras de Nyarlathotep. Espero que os gustara esta segunda sesión de juego. Yo disfruté mucho. Espero impacientemente la próxima sesión. Comenzaré a prepararla cuanto antes.

Una respuesta

  1. annagul

    Realmente desbordante. Decenas de pistas, todas sin conexión aparente, y el trágico final de Jackson Elias nos dejaron en estado de shock.

    Vamos a necesitar mucho tiempo para deshilar esta gigantesca madeja. Ardo en deseos de comenzar la segunda sesión. 😀

    1 agosto, 2011 en 11:23

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s