Arkham, Massachusetts

Leaving New York

Leaving New York

Leaving New York

Con un puñado de pistas y la cordura severamente trastocada por los acontecimientos vividos en el asalto a la Casa del Ju Ju, el grupo de investigadores de la Fundación Pickman parte hacia Londres tras resolver el misterio que escondía el asesinato de Jackson Elias. La filial de la nigeriana Secta de la Lengua Sangrienta en Nueva York ha sufrido un severo revés con la desarticulación de su centro de operaciones en Harlem, la ominosa Casa del Ju Ju en la que se perpetraron numerosos sacrificios humanos. Allí tres miembros de la Fundación casi pierden la vida y la sensatez tras un enfrentamiento con miembros de la secta. Hubo varias bajas en el bando de los sectarios y el estrés postraumático causado por tan impactante experiencia llevó a los investigadores presentes en la Casa del Ju Ju a contar incoherencias sobre el ataque de dos cadáveres reanimados. El estado mental de dos de ellos quedó bastante debilitado.

La tercera sesión de Las Máscaras de Nyarlathotep celebrada el pasado viernes fue una gran experiencia. Se cerró el primer episodio, Nueva York, y aguarda el segundo, Londres. La jornada comenzó con el asalto a la Casa del Ju Ju donde el investigador privado René Warren, el cirujano Edward Green y el diletante Victor Milestone III descubrieron los horrores de la secta de la Lengua Sangrienta. La Casa del Ju Ju no era, desde luego, la inocente tienda de objetos tribales africanos que fingía. Era la sede de la Secta de la Lengua Sangrienta en Nueva York, cuyos integrantes asesinaron a Jackson Elias porque había descubierto algo sobre el destino de la Expedición Carlyle. Numerosos enigmas pesan sobre esta misión. Los investigadores cuentan con numerosas pistas y algunos aliados, pero se enfrentan a peligros que apenas pueden imaginar. ¿Tan grave es conocer el verdadero destino de Roger Carlyle y sus compañeros? Londres es la siguiente parada. Elias llegó a Nueva York desde allí y dos contactos pueden proporcionar más información. La acción no ha hecho más que comenzar.

4 comentarios

  1. Annagul

    Estimado Sr. Von Malski, su apoyo sin duda es un aliento que agradecemos. Lo que quiera que Jackson Elias descubriera le costó su salud mental y su propia vida, y ahora corremos el peligro que sufrir su misma suerte. En Londres debe estar la clave que desvele qué hizo caer a Elias en los brazos de la locura.

    2 octubre, 2011 en 14:45

  2. Guardián de los Arcanos

    Desde luego, señor Von Malski, los investigadores van a necesitar mucho ánimo a la vista de los acontecimientos que acaban de vivir… y los que saben que les espera por experimentar.

    Muchas gracias.

    2 octubre, 2011 en 13:22

  3. Extraños acontecimientos, sin duda… ¡Ánimo investigadores! ¡Fortaleced vuestras mentes! Quién sabe que horrores pueden acecharos…
    Os sigue con interés desde la distancia, M. Von Malski (diletante millonario dueño de varios medios de comunicación).

    2 octubre, 2011 en 12:30

  4. Anónimo

    ¡Sin duda son extraños acontecimientos! ¡Ánimo investigadores, fortaleced vuestras mentes, nadie sabe que terrores ultraterrenos y horrores cósmicos pueden acecharlos!

    2 octubre, 2011 en 12:27

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s